Mezcales y comida mexicana

El pasado sábado 1 de Septiembre comenzamos el mes patrio con un lugar muy ad hoc: “Mexicano”, que se encuentra en la no tan reciente pero renovada calle peatonal de Regina.

La cita era a las 6pm y varios ciclistas fueron llegando, algunas caras ya muy conocidas, pero otras nuevas, lo cual nos sigue dando mucho gusto. Esta rodada era algo distinta a las demás ya que @Ralphouse era quien nos guiaría hacia el restaurante, había diseñado una ruta especial y muy urbana para esta salida.

Afuera del Mexicano, foto tomada por Ralphouse

Fue grato encontrar que ciclistas urbanos (además de tuiteros) con muchos kilómetros recorridos como Limón, El Bocinas (quien en esta ocasión no trajo su bocina y música porque apenas nos estaba conociendo), chicos de la División del Sur, de Huizicleteros y los de BicibusDF nos acompañaran; en realidad parecía una rodada muy al estilo “Paseo de Todos” ya que varios confluyeron en ella… o ¿será que los ciclistas tenemos tan en común la bici que en realidad no importa cuál es el grupo sino más bien rodar?

Fuimos un contingente nutrido aunque con hambre, nos desplazamos compactos por avenida Universidad hacia Rio Churubusco, lo tomamos y llegamos a Patriotismo, todo derecho hasta La Morena, ahí a la izquierda y todo derecho hasta llegar a Reforma y de ahí al Centro. En el pelotón tuvimos desde los masters del ciclismo hasta algunos que era de las primeras veces que rodaban, pero como todo grupo tratábamos que se sintieran tranquilos de rodar en las avenidas como un vehículo más.

Un honor tener a BicibusDF, Divisionarios, Huizicleteros, y ciclistas “ajonjolí de todos los moles” en nuestra rodada, ¡gracias! Foto de Ralphouse

Gracias a todos los ciclistas que nos acompañaron. Foto de Ralphouse

Fue bueno ver que en un lugar muy cercano al Mexicano se estaban reuniendo los organizadores del Paseo de Todos para resolver los detalles para el próximo paseo, algunos incluso pasaron a visitarnos al terminar su junta y adelantaron algunos detalles que mantendremos en secreto hasta que ellos los den a conocer, fue fácil identificar la junta que se llevaba a cabo debido a las muchas bicicletas que se encontraban amarradas afuera del local en donde estaban reunidos. Nosotros por nuestra parte fue fácil estacionarnos ya que casi frente al Mexicano existe un poste para amarar bicis por parte del Gobierno, ahí las fuimos encadenando una a una.

Ya que llegamos al Mexicano, ubicado en Regina casi esquina con Isabel la Católica, comenzamos a pasar por partes, debido a lo pequeño del lugar y el número de personas que venían con nosotros, afortunadamente no estuvimos mucho tiempo sentados en mesas separadas porque hubo tres que se fueron más o menos al mismo tiempo. Incluso mientras nos traían las bebidas para refrescar nuestro esfuerzo por pedalear, reinó un poco la confusión ya que se comenzó a incendiar el edificio de la esquina, los Baños el Señorial, dado que los baños colindaban con el edificio del restaurante, en algunos momentos entraba el humo y algunos salieron a ver el chisme.

Mientras tanto, los que no salieron aprovecharon para pedir su cerveza “normal”, los más conocedores su cerveza artesanal Minerva Pale Ale o Minerva Stout Imperial, otros se decidieron por curados, algunos otros pidieron mezcal de Pechuga, Tobalá o un par de variedades que no habíamos visto en otros lugares, mezcal de chocolate y mezcal habanero, pero que estaban bastante ricos.

Personal del Mexicano, recibimos muy buena atención a pesar que volvimos “locos” a la cocina pidiendo tanto de comer. Foto de Ralphouse

La atención del lugar fue muy buena, aunque es un lugar pequeño y ese sábado tenían casa llena, así que las órdenes de comida se retrasaron un poco, pero se notaba en la cara de los meseros que no había sido por mala onda, sino que estaban apenados porque no podían sacar todo tan rápido como querían.

Lo bueno fue que el sabor de los platillos era bastante bueno y calmaron nuestra hambre que iba incrementando con el paso de los minutos, algunos de los platos que pidieron fueron: quesadillas con chapulines o champiñones, aguachile, ceviche de camarón, entre otros.

Es impresionante ver el auge y el cambio que ha tenido la calle de Regina en tan solo algunos años, recordamos cuando era un lugar “peligroso” e inseguro, donde no había prácticamente nada, afortunadamente parece que el proyecto de rehabilitación ha dado frutos, ya que es una calle con mucha vida nocturna. Si un día se encuentran en el Centro Histórico, no quieren estar en el bullicio cercano al Zócalo o Madero, pasen a Regina, en especial al Mexicano para tomarse unos mezcales, cerveza y botanear, si les toca mesa afuera podrán incluso apreciar el mural homenaje a la Familia Burrón.

Al final del día, todos nos retiramos, algunos se desviaron para acompañar a otros ciclistas a sus casas, mientras que nosotros tuvimos la suerte de ser guiados por PathBird quien se quedó con nosotros un rato después de la junta Paseo de Todos, así que se imaginarán que el regreso a Del Valle-Coyoacán fue como lo que necesitábamos, mucha velocidad y adrenalina por la noche, tal como si fuera un lunes de División del Sur.

p.d. Especial agradecimiento a Ralphouse por organizar y proponer tanto ruta como el Mexicano. Y al comandante divisionario PathBird que nos guió de regreso a casa.

p.d.2 Un saludo y abrazo a nuestra querida amiga Ilse, quien se lastimó el jueves anterior y se vio impedida de rodar con nosotros el sábado y al parecer por un rato más, ¡que te recuperes pronto!

Los Divisionarios que nos acompañaron. Foto Ralphouse

Cena-Maridaje de Mezcal

El pasado 18 de Agosto, nos fuimos a la tan esperada Cena-Maridaje en el restaurante Meritiamo con La Niña del Mezcal. Podríamos decir desde un inicio que la velada superó nuestras expectativas y que ha sido un momento de gran aprendizaje.

Foto tomada de la página de Meritiamo

Todo comenzó cuando Juan Carlos Canales, socio de Meritiamo nos contactó en Julio justo después de que saliera al aire nuestra entrevista en Bicitlán Radio. Nos agradó que desde un inicio nos comentara que apoyaba totalmente que la gente se transportara en bicicletas, de hecho realizó varias gestiones para que una estación de Ecobici quedara justo frente a Meritiamo, al final se está construyendo en una acera contra esquina; también nos comentó que los ciclistas eran bienvenidos en el Restaurante, entre la puerta de la calle y la puerta del lugar, existe un pequeño patio, donde nos comentó que podríamos dejar con toda tranquilidad nuestras bicis. Meritiamo se sumó entonces a la lista que estamos armando de restaurantes bike-friendly, sólo esperábamos el momento de visitarlo debido a la agenda tan comprometida que teníamos con nuestros compañeros BiciGourmeteros (ya muchos nos han hecho propuestas de lugares a visitar, rutas, temas, así que un espacio libre de la agenda se va extendiendo hacia Octubre).

Entonces nos llegó un correo de invitación a la Cena Maridaje que tendrían con La Niña del Mezcal, el evento se daría un día que no teníamos rodada programada con el grupo, así que sin pensarlo más confirmamos nuestra asistencia, sobra decir que nos encanta el Mezcal.
Además el menú daba muy buenas razones para ir:

* Crema de Lenteja al Mezcal Espadín con Chicarrón, Guajillo y Prosciutto.
*Taco de Chamorro en Adobo Tabasqueño al Mezcal con Chile Guero y Crema de Rancho.
*Pasta Meritiamo, Chorizo a la Madrecuixe, Tocino y Jitomates deshidratados con Salsa Cremosa.
*Salmón Salmiana marinado 48hrs en Mezcal Salmiana y Cuatro Chiles a la Parrilla con Espárragos.
*Fondant de Chocolate con Zapote Negro al Espadín.
*Cada uno de los tiempos acompañados con su respectivo Mezcal de La Niña del Mezcal: Espadín, Madrecuixe y Salmiana.

Llegamos a las 7:30pm estacionamos nuestras bicicletas en el lugar asignado, nos dieron nuestro cocktail de bienvenida (incluido dentro de la Cena Maridaje) y Juan Carlos se acercó a nosotros junto con Cecilia Rios “La Niña del Mezcal”, nos presentamos y cada uno compartió su pasión y sus proyectos.

Con interés escuchamos la historia de Meritiamo, desde la remodelación de la casa en la que se encuentran ubicados, que por cierto quedó estupenda, nos contó las condiciones en las que la encontró y hoy en día es imposible pensar que en algún momento la casa estaba tan descuidada. Hay un gran cuidado por cada detalle del restaurante, los colores, los materiales, la herrería, las mesas y sillas, la terraza en la parte superior que transmite un sentido de tranquilidad en esa parte de la Colonia Roma.
También escuchamos con atención el mismo cuidado que tienen en elegir a sus proveedores, nos impresionó positivamente que prácticamente todo lo que ahí encontrábamos era elaborado día con día: la mantequilla, salsas, pan, repostería, pastas, etc; es bueno saber esto, ya que hay muchos lugares, en donde por diversos motivos muchas de estas cosas las compran en otros lugares.

Foto tomada de la página de La Niña del Mezcal

Cecilia nos compartió sobre el inicio de su proyecto La Niña del Mezcal y cómo después de cierto tiempo, se ha lanzado a la gran tarea de comenzar a comercializar su propia marca de Mezcal; sus viajes hacia Oaxaca, cómo conoció al Maestro Mezcalero que trabaja con ella, la producción del Mezcal, su próxima aparición en el mercado (a partir de Septiembre) y su colaboración en la Feria del Mezcal que se realizará en La Europea.

La hora de la cena llegó, disfrutamos cada platillo elaborado por el Chef Octavio Figueroa, quien subía continuamente para saber las opiniones de los comensales, después bajaba para preparar el siguiente tiempo y así continuamente. Al final tuvimos la suerte de que se sentara a platicar sobre sus experiencias, las historias del lugar, anécdotas, incluso nos propuso una muy buena idea de rodada.

Podríamos decir, desde nuestro punto de vista, que hubo ciertos ingredientes, que aunque eran muy sencillos, le daban un toque mucho más complejo y delicioso al platillo (además claro está, que todo tenía mezcal en su elaboración), por ejemplo: el chicharrón dentro de la crema de lenteja, las rajas que acompañaban al taco de chamorro, el chorizo de la pasta y la cocción del Salmón marinado a profundidad.  Felicitación aparte se merecen los chefs reposteros, quienes le dan vida a las ideas del chef Figueroa, que hicieron un postre que recordaremos por mucho tiempo, importante decir que no somos tan fanáticos de los postres, pero el Fondant con la crema de Mezcal era una explosión de sabores que daba tristeza ver cómo se iba terminando con cada bocado.

Sin duda fue una gran labor de Cecilia escoger adecuadamente el Mezcal que se llevaría con cada platillo, podríamos comentar que el Espadín tiene un sabor un poco más ligero y es muy llevadero para estar con él toda la noche. El Madecuixe con su robusto sabor, que además teníamos el privilegio de tomar, puesto de esa producción sólo sacaron 200 litros disponibles, en verdad se nota la calidad. El Salmiana, también con un sabor complejo, olor a barro y tierra, que desde un punto de vista particular, fue el más sorpresivo de la noche, nosotros no habíamos tenido la oportunidad de tomar de Agave Salmiana y fue una buena experiencia (¡No podemos esperar a que sea Septiembre y los encontremos en tiendas!).

Pasta Meritiamo -muy recomendada-

Taco de chamorro

 

Ya en la sobremesa Juan Carlos, ofreció una creación del momento: Carajillo con Mezcal (hielos, mezcal espadín y café espresso), una bebida con mucha intensidad y energía para continuar con la noche que apenas comenzaba.

Durante estos días hemos estado procesando nuestra agradable experiencia en Meritiamo con La Niña del Mezcal, nos quedamos con dos frases, un deseo y una reflexión:

Nuestro deseo: Esperamos verdaderamente haber inspirado a La Niña del Mezcal a comprarse su bici y comenzar a rodar por la ciudad. Al final es uno de los objetivos de BiciGourmet es promover la bici como medio de transporte.

Frase de La Niña del Mezcal: “The good thing about drinking good mezcal is that you will always be surrounded by good people.” Que en nuestras palabras sería: la elaboración de un buen mezcal trae detrás mucho esfuerzo, personas que trabajaron y le invirtieron mucho cuidado para que el producto final sea apreciado, por personas que están conscientes de lo que hay detrás y que sólo lo compartirán con aquellos  también lo aprecien.

Frase de Juan Carlos: “Lo más importante en un restaurante es el factor humano”. En nuestras palabras: encontrar a las mejores personas y saber trabajar en equipo, cada uno de los que trabajan en el restaurante, tienen un papel muy importante para que el comensal se lleve una grata experiencia, regrese y  los recomiende a sus conocidos.

Reflexión: Cada semana, rodada, evento y comida dentro de nuestras actividades BiciGourmeteras, nos hacen convencernos que si bien la gastronomía (materia prima, proceso, cocción, etc y más etc) es importante, lo fundamental es que a nuestro alrededor haya personas que enriquezcan el día o noche y le pongan sazón al platillo/bebida que estamos degustando.

Salmón marinado con Mezcal Salmiana

Rodada hacia La Procedencia

El próximo domingo 5 de Agosto, nos reuniremos a las 10:00am para salir 10:30am de la esquina Pilares y Pestalozzi en la Colonia Del Valle, justo en la acera frente al café de la sirena.

Rodaremos tranquilamente hacia el Paseo Dominical en Reforma, platicaremos mientras recorremos varios kilometros hacia la Villa y de regreso, el tiempo y distancia necesaria para que nuestro estómago nos mande la señal de “tenemos hambre”. Una vez que la mayoría estemos sintonizados con esta demanda, nos desviaremos hacia la colonia Roma.

Ahí llegaremos a La Procedencia aproximadamente a la 1pm para comer, nosotros les recomendamos probar el Boeuf Bourguignon, un típico y dominical platillo francés, tradicional de la zona de Borgoña, que además resulta ser la especialidad de la casa. Aunque también tienen algunas otras especialidades inspiradas en la cocina francesa.

La Procedencia es un proyecto que promueve el comercio justo, todo lo que se consume y venden proviene de pequeños productores mexicanos, el lugar se ha caracterizado desde un inicio por ser un lugar que apoya el movimiento ciclista urbano de la ciudad.

Sugerencia aparte, pueden llevar un poco más de dinero y comprar algunas de las botellas de mezcal que venden, ya que se caracterizan por su calidad (Hemos realizado reuniones personales y los mezcales que compramos ahí siempre son el hit de la noche, entre mezcólatras y novatos por igual).

Al terminar, regresaremos hacia el parque de Pilares en la Del Valle, para terminar de disfrutar el día, quienes quieran desviarse de la ruta en cualquier punto por estar más cerca de su casa lo pueden hacer.

Uno de los objetivos principales de nuestro grupo es animar a ciclistas “nuevos” (y los no tan nuevos), conocernos, convivir, descubrir distintos lugares para comer y tener la mejor de las sobremesas posibles.

Recomendaciones:
* Bicicleta en buen estado, cámara de repuesto y herramientas básicas.
* Cadenas, candados o U-Locks para amarrar de manera segura las bicicletas.
* Esperamos tener un buen clima para rodar, así que lleven lentes de sol y bloqueador.
* Al promover el ciclismo como un medio más de transporte y convivencia hacia restaurantes, les sugerimos vestirse casual, no hay necesidad de utilizar licras o ropa de ejercicio, ya que rodaremos tranquilamente.

Foto de La Procedencia